Páginas

Mi podcast

domingo, 20 de septiembre de 2009

Monstruo

Eres un mounstruo que vive en mi, eres de sangre fria y calculadora, eres lo que la gente siente cuando tiene miedo, eres todo lo que alguna vez fui, eres el cancer que mato a mi padre, eres la lepra que desagarro mi carne, eres la verdad que ocultan mis mentiras, eres el que devora cada dia mas de mi, eres la abominacion de mis carcajadas nocturnas, eres fe en la maldad, eres el que disfruta con el dolor de los demas, eres el que reprime las lagrimas de mi bondad, eres la carne de la tentacion, eres toda esa escoria de mis intenciones, eres carne y sangre, eres sexo y violencia, eres toda la oscuridad que habita en mi pecho, eres crepusculo de mis ganas de vivir, eres todo lo podrido de la ambiguedad, eres el gris que no es negro ni es blanco, eres sangre que corroe mis venas, eres tumba de los gritos de agonia y dolor, eres agua turbia que oculta mi mentira, eres lo sublime del azote lascivo, eres un placer en la brusquedad, eres la humedad que brota de este lapiz, eres la, eres el, eres tu, eres tu, eres tu, eres tu, eres tu, eres tu, eres tu, eres tu, eres tu, eres tu, eres tu, eres tu, eres tu, eres tu, eres tu, eres tu, eres tu, eres tu, eres tu, eres tu, eres........

" Y vi a otra bestia surgiendo de la arena; y tenía dos cuernos como un cordero, pero su boca estaba repleta de colmillos y era feroz como la de un dragón, y su cuerpo resplandecía y ardía como un horno y silbaba como una serpiente."
- Biblia Católica Naranja Revisada.

Agrego a esta entrada:Uno nunca tiene lo que quiere, es quiza una necesidad de la consistencia de nuestra conciencia, un balance que nos protege de los cambios bruscos de entorno, el enamorarse, por ejemplo, para concebir un ser mejor, y segun Herbert para evitar la extincion de la especie; quizas solo se tiene lo que se necesita, la realizacion de una meta es ilusion que se evapora en cuanto existe otro objetivo, siempre tiende a mejorar en ejes del sujeto en caracteristicas cualitativas (mejores ropas, mejores autos, mejor trabajo, hasta mejor novio (a)=)= subjetividad ante todo, y critica de por medio. Saludos y que tengan bonito dia o noche ya no se.

domingo, 6 de septiembre de 2009

El Dios de la Paz

El Dios de la Paz está siempre ocupado. Apenas tiene tiempo de mirarse al espejo, se pasa el día tocando su trompeta. La trompeta del Dios de la Paz hace feliz a la gente.

El Dios de la Paz está siempre ocupado. Apenas tiene tiempo de mirarse al espejo, porque esparce un agua misteriosa. Del agua nacen verdes montañas que se pueblan de árboles y de hermosas flores.

El Dios de la Paz está siempre ocupado. Apenas tiene tiempo para mirarse al espejo, en vez de eso le pone nombre a la gente.
- “Tú te llamarás es Otto.”
- “Tú te llamarás Hans.”

- “Tú Tomas.”
- “Y tú serás… ¡Johan!”.

Para darle las gracias al Dios, Johan le regala su sombrero. El Dios de la Paz está muy contento, quiere ver cómo le sienta el sombrero y por primera vez se mira en un espejo.

Pero lo que ve en el espejo es el diablo. Y el diablo del espejo le dice:
- “Tú eres yo... y yo soy tú”.
- “¿Qué voy a hacer ahora? - se pregunta. "Este diablo no dejará en paz a la gente! ¿Qué hago? ¿Qué puedo hacer ahora?”

El Dios angustiado, ¿sabes lo que hace?...
Fuente: Naoki Urasawa, manga "MONSTER"

La historia del hombre de los ojos grandes y el de la boca grande

- Ya sé, hagamos un trato -dijo el Diablo.
- No, no y no, no quiero -dijo el hombre de los ojos grandes.
- Vale, hagamos un trato -dijo el hombre de la boca grande.

Y en un santiamén, en el jardín del hombre de la boca grande florecieron mil flores distintas.
El hombre de los ojos grandes era tan pobre que se moría de hambre y ya no sabía qué hacer. En cambio, el hombre de la boca grande se pasaba los días riendo, féliz y contento y saciaba su apetito con las deliciosas frutas de su jardín.

Por eso, no sé percató de que el jardín empezaba a morirse. Cuando quiso darse cuenta, ya era tarde y el hombre de la boca grande no pudo hacer más que sollozar en un jardín cuyos árboles y flores estaban marchitos. Deseó no haber pactado jamás con el Diablo. El hombre de los ojos grandes, por su parte, se moría de hambre. Sus enormes ojos vertían lágrimones sin descanso. Ojalá hubiese aceptado aquel trato -pensaba.

Ya sé, hagamos un trato -dijo el Diablillo.

Fuente: Naoki Urasawa, manga "MONSTER"

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails